miércoles, 15 de marzo de 2017

Reforma 13 en España, empezar por los cimientos. Por D. Ordás

Todo comienza con los cimientos
El amigo D. Ordás nos cuenta algo sobre los problemas españoles con sus políticos y como Reforma 13 puede ayudar a resolverlos...

Bienvenidos a la sección de reflexiones de este Blog, que tiene algunas más, como les contamos aquí. Hoy toca una de Daniel Ordás, un ciudadano suizo de raíces asturianas y por tanto españolas, que nos cuenta algo sobre Reforma 13, una forma diferente de entender la política.

Ahí están desde hace años y no creo que les hayan hecho excesivo caso. Mi esperanza era que debatieran hace 4 años, cuando estábamos a tiempo y cuando se podía plantear el debate desde una posición tranquila, académica y razonable. No debatir cómo se puede hacer para que favorezca a X o para evitar Y, sino como se puede hacer un modelo con control democrático, participación ciudadana, legitimidad de las instituciones y mucha tranquilidad.


No, el autor no habla de estas...
Ahora primero toca fastidiar al adversario un par de semanas más, luego arreglar la casa a hostias dentro de cada partido y después cumplir los deberes de Bruselas. Al final habrá algún pseudo-debate sobre cosas que no tienen relevancia política como paro, sanidad, educación o corrupción. Siguen creyendo que esos son los temas relevantes, pero en realidad eso son solo problemas derivados de los problemas reales. No sirve de absolutamente nada que llegue un gobierno de izquierdas y haga una reforma laboral tope guay y mega progre y luego llegue un gobierno de derechas y haga una reforma laboral excelentemente liberal y brillantemente competitiva... o que las leyes de educación duren menos que la carrera y que llegue un gobierno que recorte hasta el sol y otro que tire la casa por la ventana. Mientras no nos despidamos del pensamiento único, sea del equipo que sea, no vamos a avanzar. 

Por eso hice este post hoy. Hay un señor que solito, sin consultar a nadie (ni a los posibles candidatos) puede poner y quitar ministros, anular, crear, fusionar o ampliar ministerios y disolver el Parlamento. Ya hubieran soñado los reyes absolutistas de ese cumulo de poder. No es una cuestión de partidos, ni de personas, es un problema del modelo que carece que control y legitimidad y no lo digo en plan revolucionario asamblearista, sino desde la frialdad del análisis. Por eso hubiera sido mas sensato discutir esto con un café con gente de todos los partidos, cuando no estábamos en épocas de reparto y envidia.
Si nos saltamos este debate de fondo, las aguas volverán a su cauce y en cuanto vuelva a haber dinero fácil en el mercado y langostinos y BMW para las masas, no despediremos de nuevo de la política y se la delegaremos a los que la quieran.

PS: Esta situación es un desastre siendo Presidente Rajoy, Iglesias, Sánchez, Susana, Rivera, tu o yo. De todos modos espero que compartáis mucho los videos y www.reforma13.es porque aún es posible el dialogo, cuando se hayan calmado las aguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras