sábado, 1 de abril de 2017

El amanecer del planeta de los simios, el mono viene del hombre


Dos grandes amigos


El Amanecer del Planeta de los Simios llega a las pantallas, el hombre y el primate buscan la paz, pero ¿encontrarán la guerra?
Bienvenidos a la película de los sábados en este Blog, que tiene más cosas que ofrecer, como pueden comprobar aquí. Hoy escribimos sobre simios, quien no recuerda a Charlton Heston en un planeta, La Tierra, dominado por los que se supone que son nuestros antepasados. Quien no recuerda el estrepitoso fracaso de Tim Burton en la primera secuela, a la que siguieron otras hasta llegar a esta, en que nos cuentan como Cesar llega a dominar el planeta. Ah y por supuesto, como el ser humano es tan nefasto, que solo merece una cosa: desaparecer.

Fuente: http://www.combogamer.com/
Un virus, de esos tan de moda hoy en día, ha arrasado a nuestra especie y los que sobreviven deben compartir territorio con nuestros ancestros. Ese mono "tan mono" de la foto es Cesar, un primate cuya inteligencia supera a la de todos los simios y a la de muchos humanos, pero que además, tiene madera de líder y de hecho es él quien comanda a los de su especie. Ambos bandos comienzan viviendo en paz, pues esta siempre es más rentable que la guerra, solo que, como ocurre a lo largo de la historia de la humanidad, hay simios y humanos que no están dispuestos a compartir nada. Además, los malos suelen ser minorías pero hacen mucho ruido y los buenos suelen mirar a otro lado o limitarse a cumplir órdenes. Pero Cesar y su amigo humano hacen lo posible por evitar el baño de sangre, con un código de honor y lealtad ya olvidado, aúnan fuerzas para salvar a ambas especies ¿Lo conseguirán? Si quieren saberlo les recomiendo que vean la película, además, disfrutarán del actor de moda, Andy Serkis, experto en la técnica de captura de movimiento y que se hizo famoso con el personaje de Tolkien, Gollum.

No esperen nada nuevo bajo el sol, a los guionistas americanos se les acaba el fuelle y empiezan a ser tediosamente repetitivos. La historia de los simios es similar a la de los indios norteamericanos, pero esta vez son los humanos los que estaban primero, con sus "experimentitos" crearon un ser que se volvió contra ellos, Cesar. En la peli culpan a una compañía privada sin escrúpulos, pero no cuentan que es una farmacéutica cuyo principal negocio es el estado americano y su sanidad semi-pública, es decir, una vez más la connivencia entre Estado y poderosos privados, pero es que si cuentan eso, les "cierran" el grifo.

Una historia repetida, en un mundo repetido, donde nosotros, cada 4 años, legitimamos a quienes no solo permiten, sino que están detrás de estos experimentos, que a veces (pero solo en la ficción) se vuelven contra su creador. Un mundo en que no es la avaricia, sino la complicidad de esos estados que legitimamos, la que permite que haya guerras que solo son buenas para unos pocos bolsillos. Un mundo futuro que quizás no sea tan ficticio, en que todos somos responsables de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras