jueves, 2 de marzo de 2017

El país de las dos Españas. Por E. Rus

Las dos españas enfrentadas y los dueños de esas torres forrándose...
Hoy quiero ofrecerles una poesía sobre ese país de dos Españas, que nos muestran para tenernos entretenidos y así hacer caja...

Bienvenidos a la reflexión de los Jueves en "Lo que no se ve" en la sección "El Maestro aparece" que junto a estas otras conforman este su Blog. Por cierto, como llevo diciendo desde ayer, creo que me equivoqué en mi predicción de estas elecciones, pensaba que ganarían PSOE-Podemos, y sigo creyendo que Sánchez saldrá como secre y entonces es probable que acierte, pero hoy no. 

Hoy toca una poesía, que dice así:

El país de "las dos Españas" un país sin solución,
que confunde rojos y azules y lo hace con tesón.
Republicano rojo me llaman, a mí en tono guasón,
yo que soy calvo y gafotas, liberal de condición.

Tengo un amigo monárquico al que llaman Miguelón, 
fascista le han dicho un día, personas sin formación. 
Un pariente de derechas y un hombre muy bonachón, 
por adorar a Primo de Rivera fue acusado de faltón, 

Un amigo socialista, con ojos como el carbón, 
fué tachado de marxista por un pepero...barón. 
Otro de la Unidos Podemos que defiende su razón,
fue insultado por sujetos sin ninguna educación.

Mientras todo esto ocurre en mi "próspera" nación,
el paro campa a sus anchas, ya vamos por un montón.
Cada uno va a lo suyo y quiere tener razón,
pero ninguno de ellos arreglará esta situación.

La prima de riesgo sube y también baja la acción,
la deuda nos aprisiona en cárceles sin balcón.
El déficit se dispara, hinchándose el "balón", 
del futuro de hojalata que deja mi generación. 

Mientras "miramos al frente" orgullosa sinrazón, 
Suiza llega a consensos gobierno y oposición. 
Su paro no sube del cuatro y no tienen polución, 
su prima de riesgo no existe porque ellos refugio son. 

España, las dos Españas, ya no tiene salvación, 
discutimos de partidos y no de su corrupción. 
Rojos, azules y amarillos se enzarzan en discusión, 
mientras de contenedores come nuestra población. 

Los señores de la Guerra actúan con gran pasión,
nos convierten en esclavos, dándonos su bendición.
Políticos y poderosos se reparten el pastón,
que nos roban a nosotros y ganamos con tesón.

A seguir legitimando toda esta aberración,
al final todos seremos solo una decepción.
A seguir alimentado a quienes no tiene corazón,
votando cada cuatro años a quien destruye la nación.

2 comentarios:

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras