jueves, 9 de marzo de 2017

Crecí con los Caballeros del Zodiaco y no he matado a nadie

Si parecen Big Bang Theory...
Muchos crecimos con dibujos tan violentos como los de hoy, que yo sepa, la mayoría no hemos matado, ni apalizado a nadie...

Bienvenidos a este su Blog, en la reflexión de los jueves. Hoy quiero escribir sobre lo que se ha publicado en El País : "Hay mucho videojuego en el que los chavales están matando constantemente y mucha violencia en las familias”, añade María Alberti, pedagoga práctica experta en niños con problemas emocionales" Yo quisiera aclarar algunas cosas, claro está que son sólo mi punto de vista.

Esto tampoco es...
Señora pedagoga, dos reflexiones, una como científico, en este caso la materia es la economía, no me gusta la arrogancia, pero estoy cansado de que se sesgue y se utilice la ciencia para tergiversar en función de prejuicios y no de hipótesis: No hay un solo estudio concluyente que verifique la correlación entre videojuegos violentos y esa violencia escolar y si alguien puede aportar uno aquí, estaré encantado de retractarme. La otra, como persona humana que está harta de las manipulaciones de tiranos venidos a más (no va por usted por supuesto) que solo buscan el miedo como forma de control. Persona harta de medios amarillistas que pagamos todos vía anuncios institucionales y harta de que siempre se pida lo mismo, más empleo público y dinero del estado, ese que pagamos todos en el país con mayor presión fiscal del mundo. Tengo 45 un máster y casi 20 años de experiencia laboral, con ingresos en A y en B. Estoy semiparado y sin posibilidad de iniciar, después de años haciéndolo, una vida autónoma y quisiera concluir diciéndole con sumo respeto:

- Crecí con "Los Caballeros del Zodíaco" en que luchaban y luchaban, se daban palizas de muerte y no se morían y eso, ya con 12 o 13, no me hizo pensar que podía apalizar a un compañero y que tampoco muriera.

- Crecí con la versión original de "la Sirenita" no esta edulcorada de Walt Disney, ese canal que está haciendo que todas las niñas se obsesionen con quemarse el pelo con planchas o con estar esqueléticas. En ella, después de estar toda la película en vilo, me convierten a aquella sirena en estatua de sal, mientras el malo se va de rositas y no por eso me voy al Congreso, cuna de malvados y me lío a tiros.

- Crecí con la equivocaba idea de que los indios americanos eran unos harapientos medio salvajes, que se empeñaban en arrancar cabelleras, hasta que descubrí que esta costumbre era de los franceses, para contar el número de enemigos indios por los que cobraban dinero y no por eso me volví xenófobo.

- Crecí con videojuegos en que mataba alienígenas a tutiplen, eso sí, con unos gráficos malísimos, pero que me parecían estupendos y no por eso me dedico a ir a la base militar esa americana, como se llama, el Area 51 (tengo que volver a ver Independent Day) y me dedico a buscar a los que guardan allí, para continuar mi saga y establecer mi récord personal.

Y sabe usted porqué ¡porque si lo hubiera hecho, cuando llegara a casa y le contara a mi madre mis hazañas, me iba a estar dando "sopas de guantás" (como diría Monago) ¡hasta que la peña dejará de votar! Y ahora pidan más dinero, más profesionales y especialistas que pagaremos todos y encima muchos seguirán votando a quienes lo consienten... Pero cuando esto no resulte, entonces quiero que despidan a quienes se equivocaron, como sucede con un empresario si no ofrece al cliente lo que este demanda.

Punto y aparte, por si alguien quiere debatir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras