sábado, 20 de mayo de 2017

Los Señores de la Guerra. Por E. Rus

Esto no es un juego, al menos para nosotros...
Matan, roban, violan derechos humanos, pero además lo hacen legalmente, amparados por la ley que ellos mismos aprueban...

Bienvenidos una vez más a la reflexión del martes (pueden ver más secciones aquí) hoy hablamos de señores, pero no de esos honorables, sino de los otros, los de la guerra. 

Con sus políticas económicas condenan a la pobreza a países enteros, con sus corruptelas impiden que llevemos vidas dignas, trabajando por salarios de miseria en un mundo que cada vez es...más rico. Mientras tanto ellos engordan sus arcas al estilo de los antiguos gobernadores, que a través de la ley mantenían a sus pueblos en la esclavitud, este sistema no es más que una depuración de aquel, solo que ahora nosotros votamos a nuestros verdugos, nosotros votamos a nuestros.....Señores de la Guerra disfrazados de corderos. Orcos al servicio de su señor.

Heredaron los países más ricos de todo el planeta, heredaron el conocimiento de la ciencia, pero lo usaron para obtener poder. La ambición desmedida les llevo al lado oscuro. Explotaron, expropiaron y masacraron civilizaciones enteras en nombre de la democracia, mataron mujeres y niños, primero usando catapultas en la distancia como las ratas, luego desde el aire como los cobardes comadrejas que son, no hay honor en eso. Usaron a los científicos para que les inventaran maquinas de matar, que cada vez acababan con mas seres humanos o les infligían graves daños; sembraron los campos de batalla, que antaño permanecían impolutos (mientras los guerreros arreglaban sus diferencias), de muerte, fuego e ira. Sometieron a sus pueblos al hambre y la pobreza , envileciendo sus monedas cada vez más, haciendo creer a su gente que era rico. Pero los ricos eran ellos, un plan retorcido pero eficaz, mantener a la población esclavizada y que encima les guste, sale más barato que tener que sojuzgarlos ¿verdad?.

Y descubrieron el fuego y lo usaron para matar, descubrieron el acero y fabricaron armaduras que les protegían haciéndoles creerse más fuertes, aprendieron a destruir de forma cada vez más refinada. Descubrieron la pólvora para construir túneles pero también vieron que destruía vidas y la usaron en su beneficio, descubrieron tanto y se les dio tanto poder, pero se vendieron a su amo....Sauron. Y comenzaron su loca carrera por tener más y más riqueza, mas y mas poder, sin límites, su amo les entregó un presente, les dijo, esto conseguirá que las personas se postren ante vosotros, que países enteros os rindan pleitesía, que obtengáis poder absoluto, dinero lo llamó.

Sin embargo, no era riqueza, no era oro ni plata, ni siquiera tenía valor real, era más falso que judas. Su poder provenía del miedo a la escasez, su poder provenía de una promesa de pago del propio señor oscuro...promesa que saldría muy cara a los ciudadanos de la tierra media, adormecidos en sus aburridas vidas creadas por ese mismo Sauron. 

"Un anillo para dominarlos a todos y atarlos a las tinieblas"  Frase célebre de El Señor de los Anillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras