martes, 28 de marzo de 2017

La verdadera historia de Caperucita Roja. Por E. Rus

Quien teme al lobo feroz...
Erase una vez una niña a la que llamaban caperucita roja, porque siempre llevaba una capa roja, si hubiera sido azul, pues la habrían llamado de otro modo...

Bienvenidos a la reflexión de los Jueves en "Lo que no se ve" un Blog en que pueden leer sobre más asuntos, como les explicamos en este enlace. Hoy me permitiré la licencia de contarles un cuento, el de una niña llamada Caperucita Roja, porque llevaba una capa roja, que mira que somos repetitivos... 

Esta niña no bebía, no fumaba y no andaba con hombres malos...o sea se no andaba con hombres vaya. Tenía un amigo de la infancia, un leñador guapo, apuesto, dulce y cariñoso con el que...jugaba a médicos y eso... Un día paseando por el bosque escuchó un ruido, se asusto y como era una niña dulce, guapa y cariñosa empezó a temblar que es lo que hacen todas las niñas dulces guapas y cariñosas, que cansinos son estos cuentos joer, ante sus ojos apareció un lobo feroz, un tipo de 1,90 cm y de 85 kilos de peso, que con una voz varonil, le dijo:

- Caperucita jamía, donde vas?.

- A lavarme el ....al río contestó ella.

- Uy como ha cambiado el cuento pensó el loro, digo el lobo.

- Y porque no te vienes conmigo- le dijo con un toque sensual en la mirada...

- Porque mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos por muy sexis y buenorros que sean, le contestó la niña al lobo con un brillo en los ojos.

- Me llamo Feroz, Lobo Feroz dijo él.

- Yo Brosio, Ambrosio, pero todos me llaman Caperucita y te aseguro Lobo que no es por mi capa, jejejeje, dijo con un tono picarón.

- Aps, pero es que eres un tío, dijo el lobo sorprendido y a la vez sonriendo, como quien esconde un secreto... o tiene un tick nervioso.

- Si, he ocultado mi identidad toda mi vida porque si no habrían marginado a mi mama en la asociación de mujeres aportrónicas y fundamentales. Soy un tío y soy gay, bueno, más bien homosexual, que soy pobre...

- Aqui donde me ves, puedes llamarme como la canción de Sakira jejeje, también he tenido que ocultarme en esta apariencia varonil para no dar a conocer mi verdadero yo, soy una loba mu zorr... y además, me encanta serlo. Te invito a una fiesta de ambiente en la aldea de Republic, donde cada cual vive la vida que desea.

- Vale guapo jejeje, contestó caperucita y una pregunta ¿en esa aldea hay políticos? Nota del autor: si no lo pregunto reviento, que le voy a hacer.

- No, que va, me los comí con tomate y una ensaladita de brotes de soja y pepinillos.

Cuenta la historia que fueron felices y comieron......perdices mal pensaos, que el leñador cuando se enteró al principio se cabreo mucho, pero que después respiró aliviado echando miradas furtivas a su parte trasera.... Su madre aceptó que su hijo era diferente y el lobo se depilo entero para ser metrosexual, que era lo que siempre había querido y todos ellos se fueron a vivir a esa aldea liberal, dejando la hipócrita y rígida aldea de nacimiento.

Moraleja del cuento: Se siempre lo que quieras, no lo escondas, tu vida es tuya y nadie tiene derecho a decirte como vivirla. Solo lo que nos hace sentir bien, es bueno.

P.D.: Esta historia va dedicada, a las personas que los demás a veces hacemos sentir diferentes y que no lo son. Para que sean valientes y salgan a la vida a brillar con luz propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras