viernes, 5 de mayo de 2017

Inflación verdadera en España, nadie da euros a cuatro pesetas

Cada día se necesita más de esto para comprar menos de lo otro...
Hoy quiero hablarles de la Inflación, esa en que se indexan pensiones o salarios, esa que dicen que es X y más bien es Y...

Bienvenidos al análisis de los viernes en la sección "Dictadores Disfrazados" de este su Blog. Un lugar donde ofrecemos más secciones interesantes (miren aquí). Antes de comenzar, quisiera aclarar que esta entrada la escribí hace algún tiempo pero si se fijan a su alrededor, verán que nada ha cambiado. La inflación, como muchos de ustedes sabrán, es el incremento de los precios en una economía medido este por el IPC y en menor medida por el llamado Deflactor del PIB. En caso de bajadas, las cuales se producen en muy contadas ocasiones, se llamaría deflación y es lo que quiere impedir Draghi creando burbujas, como les habíamos contado aquí. Bueno, eso es lo que él dice claro, la realidad suele ser la contraria, más inflación.

Fuente: Elaboración propia con datos del 
Banco Mundial (BM) y el INE
El gráfico de la derecha, muestra la Inflación en España desde el año 2002 hasta 2012, medida con el IPC y con el deflactor del PIB. La razón de no utilizar datos posteriores, es porque queremos mostrar qué sucedió en el pasado y como arrastramos esto al presente. Vemos como el deflactor se ha situado por encima del IPC en el período 2003-2007, antes del estallido de la crisis, después mantuvo una tendencia similar, pero con valores menores, en 2009 ambos indicadores llegaron a mínimos (en el caso del IPC negativos) y después crecieron hasta 2011, en que volvieron a la senda contraria, situándose el Deflactor muy por debajo del IPC. El problema es que si bien el Deflactor, según muchos economistas, es un mejor indicador que el IPC (tiene en cuenta todos los productos y no solo los de consumo), es el segundo el que afecta a nuestros bolsillos y, como ven, aumenta con las crisis y disminuye cuando "va todo bien". Cuanto menos curioso ¿verdad?

Estos son los datos oficiales, los que nos ofrecen organismos como el Banco Mundial o el INE (que es de donde los he tomado). Pero ¿qué hay de la realidad que todos conocemos en nuestro bolsillo?. Esa es otra muy diferente en nuestra opinión, miren esta pagina, es de un autor estadounidense que no se cree lo que cuenta el gobierno federal. En esta web se ve la inflación real de los EEUU si no se hubieran modificado las condiciones de cálculo, como hizo el gobierno federal en varias ocasiones. Se ve que habría sido muy superior y algo similar ocurre con ese IPC armonizado europeo. Creo que nos toman el pelo y encima nos dejamos.


Si observamos la foto de la derecha, es muy significativa. Ese empresario, sin conocimientos de economía, ha creado una cesta típica de la compra y la ha analizado. No hace falta realizar un estudio pormenorizado para ver que la inflación en España no ha crecido a una media aproximada del 3% desde la entrada en el euro. El café ha subido una media de más del 28% anual, mientras el pan lo ha hecho algo más del 33% de promedio cada año. ¿Pero que tomadura de pelo es esta?. Ah sí, esa que insisto y no se ofenda nadie, legitimamos cada 4 años con el voto. Ese cartel es una realidad y se dio por ese engendro llamado euro que muchos expertos siguen hoy defendiendo. Todavía nos extraña que Suiza no quisiera entrar y Reino Unido quiera salir. Dos países con moneda refugio y el primero, el de los quesos, con inflación casi inexistente.


Pero, ¿los salarios han subido en la misma proporción que los precios?. Pues no, ya que estos se indexan con el IPC. El gráfico de la izquierda lo deja bastante claro, aunque es cierto que algunos alegan que los salarios (en rojo) subieron por encima del IPC (en azul) durante el período 2007-2010,  si observamos la escala, vemos que su máximo se sitúa próximo al 10%, muy alejado de ese 28% o 33% que mencioné anteriormente. Por otro lado, pregúntense ustedes si es normal que un billete de 50 euros, nos dure menos que un caramelo en la puerta de un colegio. ¡Que hasta LIDL tuvo que eliminar ese anuncio que decía que llenabas el carro con 5.000 pesetas, porque hoy con 50 euros no puedes!... Parece ser que la mayoría de Estados y Bancos Centrales, están obsesionados con la deflación, pero muchos no dan importancia a la inflación. Ya saben, la que afecta al poder adquisitivo y casi siempre acaba mermándolo convirtiéndose en un impuesto indirecto y de difícil detección que nos empobrece a...casi todos.

Se ponen a imprimir billetes, directa o indirectamente. En el segundo caso, con la alevosía consistente en monetizar deuda de países despilfarradores y entonces llega esa inflación que, por supuesto, suele afectar a los estratos de rentas más bajas. Estratos que hoy en España son mayorías, por desgracia. Piensen en ello el próximo Domingo, cuando vuelva a haber elecciones, que cuatro años pasan pronto y más si sale Sánchez de secretario del PSOE (que yo creo que sí) y se adelantan estas. Porque somos nosotros quienes elegimos a los verdugos, por tanto, los únicos responsables.

"Nuestros abuelos no lucharon porque pudiéramos votar, sino porque tuviéramos una vida mejor y no les estamos honrando en absoluto" Esto es mío.

2 comentarios:

  1. Esto y la estafa piramidal de las pensiones. No nos quieren libres y ricos! Seríamos peligrosos para SU bienestar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido y gracias por aportar. Como bien dices, es una estafa.

      Eliminar

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras